Cinco historias reales relacionadas con el insomnio

Todos hemos pasado por eso. Horas dando vueltas en la cama pensando en una posible ruptura, una presentación en el trabajo, o ansiedad por tus los hijos. O, tal vez estás demasiado emocionado por el nuevo álbum de Imagine Dragons. Por la razón que sea, todos hemos experimentado noches de insomnio que finalizan en una mañana lenta, una tarde interminable, y apenas siendo capaces de mantener la cabeza en alto hasta la noche. La privación del sueño nos afecta de diferentes maneras y tiene impactos negativos no sólo en nuestro cuerpo, sino también en las decisiones que tomamos a lo largo del día. A continuación os dejamos algunos ejemplos graciosos de cómo el agotamiento puede llevarte a algunos de los momentos más embarazosos y memorables de tu vida.

1. Los mensajes de texto para dormir son la nueva forma de caminar dormido

Los mensajes de texto para dormir son ahora imprescindibles, y la gente se duerme más tarde de lo normal desde que se acuestan y, en lugar de dormirse directamente, envían mensajes de texto hasta que se desmayan por el agotamiento. Todo bien hasta que se dan cuenta de que se están perdiendo esas horas de sueño tan importantes cada noche. De repente, ocho horas se convierten en seis horas, y no sé tú, pero yo me siento cansadísimo con sólo seis horas de sueño. Aquí hay una cita graciosa de Somya, 21, que estaba enviando un mensaje a su novio antes de irse a la cama:

“Me dijo que lo llamé y que había estado hablando como si fuera un cliente de mi trabajo, tratando de venderle un contrato de teléfono entre otras cosas.” ABC News

Me pregunto si compró el teléfono. ¿Tal vez le ofreció un buen trato? Esperemos que Somya nos ponga al corriente pronto.

2. ¿Quién necesita PowerPoint cuando tienes juegos de mesa?

Recuerdo algunas veces estar tan cansado que me olvidaba de coger el libro o la carpeta que necesitaba para la clase, pero hasta ahora, en mi vida profesional, nunca he sido tan desafortunado como este pobre hombre:

“Hace muchos años, tuve que prepararme una presentación muy importante. Cuando llegué a la reunión y abrí mi maletín, me di cuenta de que había estado llevando un tablero de Backgammon toda la mañana.” Huffington Post

Estoy tratando de imaginar cómo se recuperó de esto. Tal vez lo jugó diciendo: “Sé que se suponía que iba a dar una presentación detallada de las cifras de ventas en julio, pero pensé que podríamos ver cómo esas cifras pueden representares en el Backgammon” Esperemos que haya conseguido su ascenso.

3. Pero estaba en venta…

Esto estuvo apunto de pasarme en el Amazonas, donde estaba tan cansado que abandoné toda razón y juicio y me gasté casi 500€ en una estatua de tamaño natural de Chris Hemsworth de Thor. Me pellizqué, me alejé del ordenador y me metí en la cama. Parece que este chico no tuvo tanta suerte:

“Un día me llegó un paquete a casa para mí. Lo abro, y es la Nintendo en perfecto estado. Como si todavía estuviera en la caja y todo. Perfecto, ¿verdad? Cuando empiezo a abrir la caja, encuentro un recibo de un vendedor de eBay, con mi nombre, diciendo que pagué 800€ por él. No recuerdo haber hecho eso, así que, inmediatamente, abrí el ordenador, y comprobé si había sido un fraude. Pero no. Ahí estaba, justo en mi cuenta, con un ‘Cómpralo ahora’ de una semana antes, a las 2:45 de la mañana.” Fatherly

Esperemos que, por lo menos, haya conseguido una edición de limitada por esa cantidad de dinero. Supongo que puede pensar en ello como una futura inversión para sus hijos. Aunque sería una conversación difícil con su mujer.

4. Barbies para la barbacoa

Uno de los lugares más comunes donde se suelene producir estos percances de privación de sueño es la cocina. Probablemente todos hemos escuchado la historia de alguien que vierte café o zumo de naranja en sus cereales, pero a veces puede llegar a ser, incluso, más extremo. Esta mujer podría tener que dar alguna explicación a sus hijos:

“Últimamente, siempre estoy muy cansada y, una vez, puse una bolsa con Barbies en la nevera pensando que era una bolsa de zanahorias. ¡Me llevé una sorpresa cuando las saqué para cocinarlas!” Daily Mail

En su defensa, tanto las Barbies como las zanahorias son largas y delgadas, así que puedo entender cómo se confundió tan fácilmente. Tal vez ella pueda servirlo al lado de Ken o Stacie.

5. Nanas de Supermercado

Confieso que, si estoy extremadamente cansado, normalmente no hago la compra y sólo como las sobras o pido una pizza, otra razón por la que la falta de sueño no ayuda a mi estilo de vida de alimentación saludable. Sé que para algunas personas eso no siempre es así, y aquí hay un ejemplo:

“Fui a comprar comida y usé un carrito. Estaba tan acostumbrada a empujar a un bebé en un cochecito que me encontré empujando el carrito ligeramente hacia adelante y hacia atrás. Ya sabes, para calmar la comida”. Tyla

Estoy seguro de que toda esa comida se fue a dormir sin ninguna queja. ¿Te imaginas todas las miradas curiosas de la gente mientras consolaba esos lindos e inocentes productos alimenticios? Tienes razón, definitivamente he visto  cosas muy locas en un supermercado.

Nos hemos divertido mucho leyendo historia tras historia de gente que hace cosas absolutamente ridículas cuando se les priva del sueño. Nos reímos mucho, pero recuerda, el sueño es para los ganadores. Para sacar el máximo provecho de tu día y de tu vida, trata de conseguir esas ocho horas cada noche. Si necesitas ayuda para dormir, mira algunos de nuestros artículos recientes sobre cómo prepararte para dormir bien.

Deja tu comentario

Comparte tus ideas y experiencias

Nuestra Newsletter - Sé el primero en enterarte de las noticias de Emma y consigue descuentos exclusivos para ti.