Cómo limpiar un colchón
CategoriesSueño & salud

Cómo limpiar un colchón

¡Hola dormilones!

 

Para tener un buen descanso está claro que el colchón, la almohada y una adecuada ropa de cama son esenciales. No obstante, muchas veces se nos olvida uno de los factores más fundamentales y que debemos tener en cuenta en todo momento: la limpieza. Un mantenimiento adecuado de nuestro mobiliario de descanso no solo alarga su vida útil, sino que también mejora la calidad de sueño. No basta con cambiar la ropa de cama para mantener el colchón en condiciones óptimas ya que el colchón proporciona el hábitat ideal a algunos insectos como los ácaros, perjudiciales para la salud.

Pero no nos alarmemos dormilones, ¡mantener el colchón limpio no es nada complicado! En Emma, como expertos en el descanso, te ofrecemos algunas guías de cómo limpiar el colchón fácil y rápidamente. Así que si quieres mantener en condiciones inmejorables tu colchón,  de modo que logres conseguir el mejor sueño y alargues la vida de tu colchón, sigue leyendo esta entrada…

 

1- Una medida básica y preventiva sería cambiar las sábanas cada dos semanas al menos. Al realizar esto, debemos sacar el colchón al exterior y dejarlo ventilar un par de horas.

 

2- Si eres de los que hace la cama nada más levantarse, deberías saber que esto no es nada bueno para mantener tu colchón alejado de los ácaros pues esto favorece que se queden anclados entre las sábanas y la cama potenciando su reproducción. Estos insectos diminutos buscan ambientes cálidos (+20ºC) y húmedos, por ello los colchones y almohadas son suparaíso. Debemos asegurarnos de deshacernos bien del polvo en el colchón pues en un gramo pueden haber hasta 2500 ácaros. Aunque a primera vista la existencia de ácaros no nos parece tan importante, son causantes de alegrías que afectan principalmente al aparato respiratorio, a la piel y a los ojos. Todo esto puede alterar las condiciones de tu cama y evitar un sueño relajado. Un buen consejo para evitar los ácaros es dejar la cama sin sábanas el mayor tiempo posible, lo ideal sería hacer la cama justo antes de acostarnos. Esta recomendación es muy efectiva pues los ácaros mueren al estar expuestos al aire fresco y la luz.

 

3- En ocasiones, debido a determinadas circunstancias, se pueden crear diferentes manchas en el colchón las cuales darán lugar a olor si no se eliminan rápidamente. En función del tipo de mancha, el procedimiento a seguir limpiarla será distinto.

– En el caso de que sea una mancha de orina, muy frecuente sobre todo en colchones de niños, el ingrediente estrella a utilizar es el vinagre blanco. Mientras la mancha esté mojada, mezcla 4 partes de agua por 1 de vinagre y espárcelo por la mancha. En el caso de que la macha esté ya seca, optaremos por espolvorear la mancha con bicarbonato y dejarlo actuar tapado con plástico durante la noche.

– Tras noches calurosas, las manchas de sudor son algo muy común. Si queremos que estas no permanezcan en el colchón y que desprendan olor debemos actuar rápidamente. Esta vez optaremos por realizar una mezcla de amoniaco, agua y jabón la cual utilizaremos para frotar levemente la superficie.

– Las manchas de sangre también son frecuentes en colchones, especialmente las derivadas de la menstruación. Pese a que este tipo de mancha es de las más difíciles de quitar, no es imposible, pero debemos actuar rápido. En esta ocasión recurriremos a aplicar agua oxigenada sobre la mancha y limpiar con un paño limpio blanco.

– Para evitar manchas de humedad, muy comunes en colchones viejos que no permiten la transpiración, debemos airear el colchón con más frecuencia. Tras realizar esto, procederíamos a pasar la aspiradora para evitar cualquier formación de moho y después disolvente. Finalmente deberíamos enjuagar el colchón con agua tibia y hacer uso de un desinfectante

 

4- Un mantenimiento diario básico consiste en sacudir las sábanas bien y dejar respirar el colchón antes de hacer la cama para evitar los ácaros como hemos comentado anteriormente. Puntualmente, podemos aspirar la superficie del colchón agregando antes un poco de bicarbonato para asegurarnos que los hemos deshecho bien de los ácaros de polvo.

 

material de limpieza

Consejo Emma

 

Al elegir un colchón, ten en cuenta que este sea de fácil de limpiar. Existen colchones, como el Emma Original, los cuales tienen fundas lavables y en caso de que algún líquido se derrame sobre la superficie solo debes retirar la funda y lavarla. Esto evitará que tu colchón se manche o tenga olores desagradables. Además, lavar la funda con regularidad evitará la aparción de ácaros del polvo reduciendo la posibilidad de alergias y enfermedades respiratorias. Gracias a la funda de colchón lavable de Emma, basta con abrir la cremallera, sacarla del colchón y meterla en la lavadora a 60ºC. Tendrás un acabado y limpieza perfectos en un abrir y cerrar de ojos.

lavandería

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *