Diseña tu cama a tu gusto

¿Tú también crees que deberías rediseñar tu habitación? No te preocupes, Emma está aquí para traerte lo último en diseño de dormitorios para transformar tu pocilga en un tocador digno de una princesa. Aunque hay una gran variedad de estilos y gustos que varían de persona a persona, nos concentraremos en las pautas básicas de estilo que pueden actualizar tu habitación para que tenga un aspecto más moderno.

Tu edredón es el punto principal

Y por punto principal, me refiero a que debería ser el centro de tu cama alrededor del cual giran todas las demás cosas. Elige un edredón de lino o algodón con colores neutros que encajen bien con los otros colores de su dormitorio. Por ejemplo, si tienes paredes blancas, elige un color gris o carbón que combine bien con las paredes y no un color rojo brillante que obligaría inmediatamente a todos los ojos a mirar la cama. Los edredones reversibles también son una gran opción para darle un toque distinto a tu dormitorio. No sólo ofrecen un método para tener dos patrones diferentes, sino un aspecto más interesante para el pliegue del edredón, que es cuando se dobla el edredón alrededor de un tercio del camino hacia abajo y se mete la costura del edredón debajo para crear una apariencia más elegante. De nuevo, si hay un componente de la ropa de cama en el que quieres gastar más dinero, es el edredón, ya que cambiará drásticamente el ambiente general del dormitorio.

Agregar piezas que destaquen más

Quieres seleccionar una pieza que resalte la cama, pero que también combine bien con un edredón de color neutro. Una sugerencia es tener múltiples opciones para cada estación, por ejemplo: un rosa claro para la primavera, azul pálido para el verano, caoba para el otoño y un verde intenso para el invierno. Cuidado de no elegir un color demasiado brillante o un patrón caótico que atraiga demasiada atención a un solo artículo. Sé que esto suena contradictorio a lo que he estado diciendo, pero un pliegue más informal ayudará a dar más personalidad a la cama. Intenta meter un poco de la tirada debajo de la parte doblada del edredón o tírala por un lado de la cama.

Es hora de actualizarnos un poco

Esta es un poco más obvia, pero a menudo la pasamos por alto. Si tu colchón no encaja bien en el marco de la cama, se perderá toda la estética. De la misma manera, si tienes un colchón viejo que tiene marcas de hundimiento en la espuma por los años de uso, entonces vas a tener que trabajar duro para que todo encaje bien. Deberías actualizar tu colchón, mínimo, cada diez años, así que te he dado la excusa perfecta para ir a comprar un colchón. Si tu colchón es nuevo pero el armazón de tu cama se ajusta de forma desigual, puede ser más fácil ajustar o reemplazar el armazón de la cama, o abandonarlo por completo. Puedes lograr diseños minimalistas muy bonitos sin un marco de cama en 2020.

Los cojines son esenciales

Ninguna cama está realmente completa si no cojines. Por suerte, son los más fáciles de comprar ya que quieres una varios, y son relativamente baratos. He oído que tres es la cantidad óptima, y creo que estoy de acuerdo, pero podrías intentarlo con más si quieres. Sugeriría no tener más de seis y tener un número impar, así que: uno, tres o cinco. Los cojines también funcionan como acentos para tu cama junto con esa pieza que has elegido para que destaque, pero no deben ser todos uniformes. Trabaja con cojines que tengan diferentes colores, formas, texturas y estampados. Esto realmente diferenciará tu cama del aburrido y básico aspecto que tu tía ha usado durante años. Mantener los cojines mullidos también es importante porque añade un aspecto de calidad distinguida a la cama. Sacúdelos y usa un punzón sueve para hacer que la parte superior del cojín se incline y las esquinas derecha e izquierda se mantengan rectas. Esto le da a los cojines una verdadera estética de diseño profesional.

Libera tus almohadas

Cuando crecía, mi madre siempre me decía que las almohadas no debían verse hasta que te fueras a la cama. Bueno, es el año 2020, mamá, y las almohadas se ven como lo que realmente son. No necesitas esconderlas bajo el edredón nunca más. Dicho esto, las almohadas casi deberían mezclarse con la cama y no sobresalir. Colócalas detrás de los cojines, en la cabecera de la cama. Cuatro almohadas normalmente se ven un poco mejor que sólo dos. Amontona una encima de la otra para tener dos pilas que se vean llenas y mullidas. Elige colores que sean del mismo color (o que combinen bien) con el edredón.

¡Eso es todo! Bueno, al menos has terminado con lo principal. Hay muchas otras cosas que discutir de las almohadas, las capas, las paletas de colores, etc. He decidido mantenerlo más simple aquí ya que este artículo está dirigido a gente no tan experta en el diseño de dormitorios. Por favor, haznos saber si te ha gustado esta pequeña guía de diseño y, así, continuar para decoradores más avanzados.

 

Dulces sueños…

Deja tu comentario

Comparte tus ideas y experiencias

Nuestra Newsletter - Sé el primero en enterarte de las noticias de Emma y consigue descuentos exclusivos para ti.