Insomnio – guía básica
CategoriesSueño & salud

Insomnio – guía básica

¡Hola dormilones!

 

O no tan dorminones…

 

En la entrada de hoy hablaremos de uno de los trastornos del sueño más frecuentes entre la población: el insomnio. En los últimos años, nuestras vidas cada vez más agitadas y el aumento de problemas económicos y sociales han derivado en el incremento de número de personas que padecen insomnio. En Emma Colchón como expertos en el sueño, somos sabemos que las horas necesarias para descansar varían mucho en función del individuo y que, aunque la media de horas diarias con las que un individuo se siente descansado es de 7 horas y media, cada persona es un mundo. El abanico de horas que aseguran un buen descanso oscila entre 10 horas para los más dormilones y 4 horas para los que no lo son tanto. No importa de qué equipo seas, lo vital es que al despertarte te sientas lleno de energía y con sensación de descanso.

 

El insomnio es el nombre que recoge la incapacidad para dormir o dificultades a la hora de quedarse dormido. También puede manifestarse como despertares múltiples durante la noche o amaneceres muy tempranos en la madrugada. Además, todo esto viene acompañado con una terrible sensación de no haber dormido bien y privada de toda sensación de descanso.

 

Cualquiera puede padecer insomnio en algún momento de la vidas, pero existen personas más propensas. Son personas vulnerables al insomnio, aquellas con gran tendencia a la preocupación, tendencia pesimista y perfeccionistas. Además, suelen ser muy exigentes tanto consigo como con su alrededor y necesitan total control de la situación. También encajan en este perfil, personas que arrastran a la cama los problemas de trabajo, financieros o matrimoniales. El tabaco y la cafeína vienen de la mano del insomnio y a esto habría que sumarle el consumo de alcohol antes de acostarse. Otros factores que desencadenan en insomnio son normalmente la ansiedad y depresión, estilos de vida sedentarios y enfermedades. Un punto clave en el surgimiento del insomnio es la irregularidad horaria, al igual que vidas estresantes y preocupadas.

 

Aunque a simple vista pueda parecernos una enfermedad poco relevante y sin consecuencias, tiene un gran impacto tanto en el estado físico del individuo así como en su vida diaria. Los efectos del insomnio tienen una influencia negativa en la salud y calidad de vida. Sus consecuencias más directas son la sensación de agotamiento y malestar, así como angustia permanente, depresión y mayor irritabilidad. Además, las personas que lo sufren son más propensas a cambios repentinos de humor y a una reducción de la capacidad de atención. Todos sabemos que el descanso de la mente durante el sueño es esencial para que nuestras capacidades tanto cognitivas como motoras funcionen a la perfección. Además se empeoran las capacidades cerebrales: reducción de la memoria, el campo visual y dificultades en le habla.

woman running

 

Desde Emma Colchón, te ofrecemos algunos consejos que pueden venir bien si padeces insomnio o tienes dificultades con el sueño:

– Establece una rutina saludable. Debes intentar cansarte durante el día, de modo que cuando llegue la hora de acostarte, tengas realmente ganas de dormir. Haz ejercicio físico a lo largo del día pero evítalo 3 horas antes de ir a la cama de modo que el cuerpo se relaje antes dormir.

– Fija unos horarios para acostarte y despertarte, y síguelos de manera constante para que el cuerpo se acostumbre.

clock

– Antes de acostarse, desacosejamos totalmente actividades que estimulen demasiado la mente y la mantengan en estado de alerta. En particular evitar el uso de aparatos electrónicos como la televisión y el móvil o tareas de alto esfuerzo mental como las relacionadas con el trabajo. En su lugar, intenta disfrutar de una ducha caliente o relájate escuchando música.

– Otro punto muy importante es utilizar la cama solamente como lugar en el que dormir a la hora de acostarse. No estudies o trabajes en la cama, ni realices actividades como comer o hablar por teléfono.

IMPORTANTE: Recuerda que tu cama y colchón deben ser 100% de tu gusto de modo que te sientas realmente cómodo. ¡En esto te podemos ayudar nosotros! 😉

– Evita el consumo de tabaco, alcohol y bebidas energéticas pues tienen efectos nocivos y rompen el ciclo del sueño.

– Para favorecer el cansancio a la hora de acostarse, evita cualquier tipo de siestas durante el día. En el caso de que la necesites, no debe superar los 15 mínutos y deberá haber finalizado antes de las 16h.

boy relaxed bath

– Es muy importante entender que si a la hora de acostarse no se tiene sueño, no debemos insistir en intentar dormirse pues puede desencadenar un mayor nivel de estrés. En su lugar aconsejamos realizar alguna actividad relajante como meditar, escuchar música o leer hasta que comencemos a sentir un poco de somnolencia. Recomendamos en particular técnicas de relajación relacionadas con el control de la respiración.

 

– Hoy en día existen medicamentos sedantes y antidepresivos que pueden ayudar a mejorar el sueño. No obstante, se debe evitar tomar pastillas para dormir siempre que sea posible y en su lugar recurrir a técnicas de relajación y rutinas de sueño. En el caso de que no f

tea time relax

uncionaran, se debe acudir a un profesionar para que este diagnostique la correcta medicación relacionada con su tipo de insomnio.

– Si el insomnio no es continuo, prueba con las infusiones relajantes; la valeriana tranquiliza e induce al sueño y la pasiflora evita despertarse a lo largo de la noche.  Estas soluciones no tienen los efectos secundarios de los somníferos sintéticos.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *